Este viernes se irá de Medellín la Minga indígena conformada por 600 personas luego de lograr un acuerdo con la Gobernación.

Después de permanecer cuatro días en el coliseo Carlos Mauro Hoyos de Medellín, la Minga con 600 indígenas se irá este viernes hacia sus territorios, luego de lograr acuerdos con más de cincuenta puntos con el gobierno departamental en salud educación y seguridad.

Podría leer: Mujer cobraba extorsión ordenada por su marido preso en La Tramacúa

“Hay varios puntos, pero son treinta becas a treinta jóvenes en las carreras que ellos quieran. En salud, hablamos del covid que nos den una dosis de la vacuna y promotores indígenas en los resguardos”, precisó el gobernador Embera, Camilo González.

“En un diálogo franco y respetuoso, teniendo siempre como principio la no violencia, logramos unos acuerdos trascendentales que nos dan una ruta de trabajo en la búsqueda de más y mejores oportunidades, mayor equidad para nuestros pueblos indígenas”, dijo el gobernador (e) de Antioquia, Luis Fernando Suárez

Conozca a la nueva ministra: Angélica Mayolo Obregón, nueva ministra de Cultura

Además de los acuerdos, las comunidades aseguran que se van con el propósito cumplido de haber realizado una protesta pacífica, sin vandalismo

Nos vamos satisfechos, creo yo como coordinador, con la misión cumplida y en paz en nuestras cabezas. No pasó eso del vandalismo los que nos estigmatizaron les callamos la boca”, sostuvo el guardia Embera Esteban Tamaniz.

Podría leer: Dramático testimonio de policía que fue abusada y brutalmente golpeada en Cali

“Nuestros comuneros y compañeros de la Minga, hoy retornan a cada uno de sus territorios. Nos vamos con la labor cumplida, en el marco de territorio, de educación, de salud indígena, de viviendas y mejoramiento de construcción de centros educativos indigenistas”, precisó el consejero OIA Edwin Siniguí.


La minga se va con buenos acuerdos a sus territorios a trabajar para que se puedan cumplir de parte y parte.

Entre los acuerdos, también la Gobernación se comprometió a adelantar el desminado humanitario en los territorios donde hay resguardos indígenas que muchas veces son víctimas de confrontación de grupos armados.