Luis Alexander Moscoso, viceministro de Salud hizo un contundente llamado a la población de 50 años y más que aún no se ha vacunado, “pues estos grupos de edad tienen hasta 600 veces más riesgo de tener una enfermedad severa y desenlaces no adecuados”, afirmó.

De esta manera, instó a la ciudadanía a revisar la evidencia científica con la que se cuenta a la fecha, no creer en mitos y tomar una decisión de vida que es vacunarse contra el covid-19.

 

Podría ver: En vivo: Mancuso y Timochenko hablan en la Comisión de la Verdad

 

Asimismo, expresó la preocupación que hay en la cartera de Salud por esta situación: “Alrededor de dos millones de personas entre 50 y 59 años no se han vacunado y un millón de personas mayores de 60 años, que también tienen disponible el biológico, no han accedido a él”.

Y añadió que “en un estudio reciente en La Florida (EE.UU.), el 97 % de las personas que han sido hospitalizadas o han perdido la vida, tuvieron la vacuna disponible y no hicieron uso de ella“.

 

Conozca más: El balance del bochornoso regreso del fútbol al estadio El Campín

 

De acuerdo con el monitoreo permanente que realiza el Ministerio a través de los distintos medios o canales de información, hay personas que no han optado por acceder a la vacuna por mitos alrededor de las mismas. Por eso, el viceministro de Salud Moscoso se refirió a algunos de los mitos más comunes, versus su realidad.

  • Mito: la vacuna viene con un chip.
    Realidad: “Nosotros nos hemos vacunado toda la vida, niños, mujeres, adultos mayores, y todos quiénes la promocionamos nos hemos vacunado. Si fuera así no lo habríamos hecho. No coman cuento, esto no es posible, no ponga en riesgo su vida“, sostuvo Moscoso.

 

Podría leer: Suspenden indefinidamente ingreso de público al Campín por desmanes de hinchas

 

  • Mito: los efectos de la vacuna son severos.
    Realidad: los efectos de la vacuna son leves: dolor local en el brazo, un número muy pequeño de personas hace algo similar a un cuadro gripal leve que, igualmente, con analgésicos cede. Todos estos se pasan en un plazo máximo de dos días y si toma analgésicos, más rápido aún. El riesgo de no vacunarse es mayor al riesgo de efectos leves producto de la vacuna.

 

Lea también: Radican demanda ante el TAS por la derrota de Yuberjen Martínez

 

  • Mito: voy a tener que hacer una fila muy larga para poderme vacunar.
    Realidad: hacer fila es incómodo, pero hay opciones, llamando y agendando y así tiene una hora específica y no le toca esperar, en todo caso es mejor hacer fila para vacunarse que hacer fila esperando una cama de Unidad de Cuidados Intensivos (UCI).