En la ciudad de Cartagena, una mujer es grabada por su hijo, mientras la Policía, la esposa para sacarla de un local de ropa, al cual fue a reclamar un monto de $2 millones de pesos que le deben hace dos años.

El video, que fue subido a redes sociales y que incluso el presidente de la República ha compartido, generó indignación, ya que la mujer estaría exigiendo el dinero por haber trabajado en el lugar.

Le puede interesar: “Que forma tan despreciable de hacerse la víctima”: Juan José Lafaurie arremete contra Francia Márquez

Según comenta la implicada, la tienda de ropa Jon Sone ubicada en la ciudad de Cartagena, llamó a la Policía al ver que ella había llegado a exigir que se le pagara el dinero.

Al lugar llegaron dos uniformados, una mujer y un hombre; la mujer intenta quitarle a la niña para que su compañero pueda esposarla con las manos en la espalda.

Este acto no fue permitido por la denunciante y pide que no le quiten a la niña que llevaba en brazos, propone al policía que la espose con las manos al frente para poder cargar a su hija.

Le recomendamos leer: “No se puede hacer un coliseo para 30 mil personas como si fuera un piqueteadero”: Claudia López

“No me quites a mi niña, yo me dejo esposar (…) grábame hijo, graba cómo me están sacando de la tienda que me debe $2 millones de pesos hace dos años y no me quieren cancelar”, afirma la mujer.

Al respecto, Gustavo Petro, afirmó que se deben respetar las reglas laborales y que este es “deplorable” el trato que se le dio a esta mujer “trabajadora que es portadora de derechos”.