Este sábado se celebró el Día de la Niñez, en el cual, la Primera Dama, realizó un homenaje a los niños y niñas, “espero que de aquí en adelante sea la crianza amorosa y el juego lo que rija la formación y la educación en nuestro país”, indicó María Juliana Ruíz.

A esta festividad se sumaron los treinta y dos departamentos, quienes presentaron sus actividades programadas que responden a las peticiones de cómo las niñas y los niños querían ser homenajeados en su día.

Lea también: Atentado en Arauquita deja un militar muerto y cuatro heridos

“Quiero agradecer inmensamente su entusiasmo (…) gracias porque aún en medio de un distanciamiento físico, logramos unirnos y sentirnos más cerca que nunca para hacer un homenaje a ustedes, el presente, el mediano plazo y el futuro de un país como Colombia”, exaltó la Primera Dama.

María Juliana destacó la resiliencia, capacidad de adaptación y actitud con la que los niños han enfrentado las adversidades ocasionadas por el covid-19, asimismo, a los padres, educadores, las gestoras sociales y la comunidad en general.

Publicidad

Conozca más: Tres nuevas medidas para reforzar la atención hospitalaria en Bogotá

Gracias a todos los padres de familia, gracias a los entes territoriales, a las gestoras sociales en todo el territorio nacional, que han puesto todo su amor, su cariño, el aportar a la niñez de nuestro país, conectándonos y uniéndonos, a partir de la crianza amorosa y el juego”, indicó la señora María Juliana.

La Primera Dama junto con la Consejería Presidencial para la Niñez y la Adolescencia, con el apoyo de la Corporación Juego y Niñez, el ICBF y con la articulación con la red de tejido social LUNNA, vienen trabajando en la estrategia Crianza Amorosa + Juego.

Podría interesarle: A la cárcel tres extranjeros presuntos responsables de balacera en el centro de Bogotá

De acuerdo a María Juliana, esta estrategia busca que los niños y niñas crezcan con amor, respeto y en entornos protectores que garanticen su desarrollo integral.

Asimismo, comparte herramientas que aportan a fortalecer las relaciones familiares en el hogar, basadas en el respeto, el diálogo, la firmeza, los límites, la confianza y, sobre todo, el amor, aportando a la prevención de violencias contra la niñez y la adolescencia.

Lea además: Indonesia encuentra restos del submarino desaparecido

Y el juego se convierte en un instrumento para construir entornos protectores, entendiendo el mismo como un factor de protección y como un derecho.

Según se informa desde el Despacho de la Primera Dama, para continuar con el acompañamiento a las familias, se formará y certificará en esta estrategia a más de 1.500 policías de Infancia y Adolescencia, y se articulará con la Defensoría del Pueblo el contenido de la estrategia para los padres y madres amonestados.