NotiCentro1CM& acompañó a un equipo de vacunación contra el COVID-19 en lo profundo de la selva chocoana.

Más de 4.000 biológicos ya han sido aplicados en zonas rojas y de difícil acceso.

Es un trabajo complementario al Plan Nacional de Vacunación que encabeza el Gobierno Nacional en el río Atrato.

El equipo de vacunadores de la Cruz Roja se alista para salir a lo profundo de la selva.

Te puede interesar: MinTrabajo revela cronograma para negociación del salario mínimo que regirá en 2022

Complementan al Estado en su misión de vacunar contra el COVID-19, son mujeres que básicamente lo han dejado casi todo por servir.

Así lo relata Claudia Suárez, una de las enfermeras de la Cruz Roja y que forma parte del equipo de vacunadoras.

Me siento feliz de poder ayudar a otros, sobre todo de poder llegar a lugares lejanos donde hay tanta gente desfavorecida“, dice.

En la zonas rojas son las únicas que en medio del conflicto son bienvenidas, letreros que avisan en qué tierra están no detiene su labor.

Mira también: Mejora percepción de la implementación de la paz

Hasta el momento son más de 4.500 biológicos que han sido aplicados en las zonas remotas y peligrosas.

La meta eran solo 3.200, es decir, gracias a su labor se ha superado ampliamente y llegarán a más 6.000.

La próxima semana estarán en el sur de Bolívar.

Al comienzo y en medio de la muerte muy pocos se atreven a poner el brazo para ser inoculados, Zulay no cree mucho en eso del virus, pero prefiere estar segura.

Mira además: Grave accidente de un bus con 42 pasajeros en la vía Melgar – Girardot

Los emberas de la zona también se animan a poner el brazo.

A fin de cuentas, como dice un dicho de los abuelos: “pa’ estar tentando mejor caer de una vez“, dicen varios de los pobladores de la vereda Las Mercedes.

Mientras el Estado colombiano entrega las vacunas, la logística y el apoyo financiero lo da la Fundación Accenture y la Cruz Roja española.

Los beneficiados del esfuerzo de estos hombres y mujeres son las poblaciones más vulnerables del país donde por las circunstancias jamás podría llegar el Estado colombiano.