Durante los primeros dos meses de 2022 se presentaron 15.798 hurtos a personas, con un aumento del 10.1%. Uno de los más recientes fue en la localidad de Usaquén, del que fue víctima una mujer a plena luz del día.

El uso de armas es indispensable para los delincuentes, hiriendo en la mayoría de los casos a sus víctimas.

Lea también: Coca-Cola y Starbucks cierran operaciones y tiendas en Rusia

El uso de vehículos de alta gama para cometer delitos es una modalidad que cogió fuerza en la localidad este año.

Otros delitos que han incrementado en Bogotá son: hurto de automotores en un 13.4% lesiones personales 4.1% y hurto de motocicletas en un 2.3%.