Claudia Aguilera, la esposa del fiscal antimafia Marcelo Pecci, asesinado el martes en la isla Barú, donde se encontraba de luna de miel, retornó este jueves a su país.

Aguilera llegó en el avión presidencial paraguayo junto aparte del grupo de fiscales que se desplazó hasta territorio colombiano para apoyar en las investigaciones del atentado.

Le puede interesar: Iglesia recibe con “dolor” decisión sobre Suicidio Médicamente Asistido

Medios locales aguardaban a las afueras de la Base Aérea Silvio Pettirossi, en la ciudad de Luque, vecina a Asunción, por la salida de la comitiva procedente de la ciudad de Cartagena de Indias.

De la base militar, que acoge a la Primera Brigada Aérea del país, salió una caravana de vehículos. Sin embargo, ninguna autoridad declaró a la prensa.

Junto a Aguilera también arribó su hermana Mónica, quien se trasladó a Colombia después del atentado que segó la vida del funcionario, y dos oficiales de la Policía colombiana.

Aguilera es una reconocida periodista paraguaya que contrajo nupcias con Pecci el pasado 30 de abril.

Le recomendamos leer: ¿Por qué está frenado el traslado de las comunidades indígenas del Parque Nacional?

La embajadora paraguaya en Bogotá, Sophia López Garelli, informó a Efe que el cuerpo del fiscal saldrá este viernes de Cartagena, y llegará a Paraguay el sábado de madrugada.

Pecci y su esposa habrían arribado el pasado 5 de mayo a Cartagena, desde donde se trasladaron a Barú.

Ella estaba junto al fiscal cuando fue atacado a tiros por desconocidos en una playa privada.