Una lluvia de críticas se desató este miércoles en las redes sociales contra la diputada Jazmín Narváez, cuyo nombre incluso se volvió tendencia en Twitter.

Esto, debido a que la legisladora expresó durante la sesión ordinaria de la Cámara Baja que el fallecido fiscal Marcelo Pecci “se regaló” al crimen organizado, al ir sin guardias hasta Colombia.

“Él se consideró con la libertad suficiente de ir a pasearse por Colombia, habiendo sido el fiscal que, por ejemplo, consiguió la condena nada más y nada menos de dos narcotraficantes que tenían la nacionalidad colombiana. Podría decirse vulgarmente: se regaló”, declaró la diputada Narváez.

Lo que hasta ahora se sabe del crimen del fiscal antimafia paraguayo

Las autoridades colombianas consideran que el “atroz” asesinato del fiscal antimafia paraguayo Marcelo Pecci, tiroteado mientras estaba de luna de miel en la isla caribeña de Barú, puede haber sido cometido por el crimen trasnacional por las investigaciones que llevaba a cabo.

“La primera gran hipótesis que tenemos es que debido a sus funciones, a sus casos, a lo realizado en grandes operaciones, se produjo este magnicidio”, indicó este miércoles el director de la Policía colombiana, general Jorge Luis Vargas, en una conferencia de prensa en Cartagena de Indias.

Lea también: Video: Linchan a hombre que trató de comprar con una tarjeta robada; Policía dispara para dispersar la turba

Investigación a gran escala

El sospechoso de asesinar al fiscal es un hombre de aproximadamente 1,74 metros de estatura, tez trigueña y acento caribeño, indicó el jefe policial.

La foto del sospechoso fue difundida ayer por la Policía y en ella se ve a un hombre vestido de negro y con un sombrero que oculta parcialmente su rostro, por lo que las autoridades pidieron la colaboración de la ciudadanía para identificarlo.

“La única manera de responder a esto es primero, con una cooperación intensiva entre los Estados, pero también es necesaria una mayor participación de la ciudadanía”, expresó la canciller al referirse a la importancia de la colaboración ciudadana para encontrar a los responsables.

Las autoridades colombianas trabajan en labores de búsqueda “intensas” que incluyen control en carreteras, aeropuertos y pasos fronterizos, a la vez que se ha compartido información con Interpol y Europol para que se sumen a la búsqueda de sospechosos.

Hasta ahora la Fiscalía colombiana ha recopilado más de “100 elementos materiales probatorios”, dijo por su parte ese organismo, que también participa en la investigación del crimen de Pecci, de 45 años y fiscal especializado contra el Crimen Organizado, Narcotráfico, Lavado de Dinero y Financiamiento del Terrorismo de Paraguay.

Con la colaboración de Migración Colombia también se llevan a cabo labores de identificación y verificación de las identidades y actividades de los ciudadanos extranjeros que estaban en el hotel donde fue perpetrado el asesinato.
“Estas horas son extremadamente importantes, vitales, para poder ubicar a las personas que están siendo requeridas para investigación”, insistió el general Vargas.

Quizás le interese: Rusia tomará “medidas de represalia militar” si Finlandia se une a la OTAN

Asesinato en Barú

El asesinato se produjo el martes por la mañana en Barú, isla que está a unos 40 minutos en lancha desde Cartagena de Indias, donde Pecci estaba de luna de miel con su esposa, la periodista paraguaya Claudia Aguilera, con la que había contraído matrimonio el pasado 30 de abril en Asunción.

El hotel Decamerón, donde se hospedaba la pareja que poco antes habían anunciado que iban a ser papás, dijo que “sicarios que llegaron en motos acuáticas a la playa” asesinaron al fiscal. Según la Policía, “no se tenía conocimiento sobre la presencia del fiscal paraguayo en Colombia, y por su cargo era una de las personas más protegidas de Paraguay”.

El funcionario asesinado se había ocupado de casos mediáticos como la detención por falsificación de pasaporte del exfutbolista brasileño Ronaldinho o la investigación del tiroteo ocurrido en el festival Ja’umina el pasado enero donde murió la modelo e “influencer” Cristina ‘Vita’ Aranda, esposa del futbolista Iván Torres.