18/09/2017

Wayne Rooney ex capitán de la selección inglesa y el Manchester United, aceptó los cargos tras haber manejado en estado de embriaguez. Al delantero del Everton le prohibieron conducir durante dos años y deberá cumplir una condena de 100 horas de trabajo voluntario.

El jugador inglés fue acusado después de ser detenido por la Policía mientras conducía un Volkswagen Beetle negro en horas de la madrugada del primero de septiembre. 

Rooney declaró en un comunicado este Lunes que ya había pedido disculpas a su entrenador, Ronald Koeman, a «todo el mundo en el Everton» y a su esposa Coleen y sus tres hijos, quienes se encontraban de vacaciones en Europa cuando ocurrió el incidente.

«Ahora quiero pedir perdón a todos los seguidores y a cualquiera que me haya seguido y apoyado durante mi carrera. Por supuesto, acepto la sentencia del tribunal y espero que pueda arreglar algunas cosas a través del trabajo comunitario», manifestó el futbolista.

Coleen Roney, la esposa de Rooney, actualmente embarazada de su cuarto hijo, se encontraba de vacaciones en España. Después de los rumores sobre un posible divorcio, la pareja del delantero le habría pedido que se alejara del fútbol y las fiestas.

Redacción Internet – CM&