Tres personas que pertenecían a una familia fueron capturadas. Son señalados de atracar a usuarios del Sistema Integrado de Transporte de Bogotá – SITP y TransMilenio.

La inseguridad en la capital del país ha ido aumentando, sin embargo, este jueves se conoció un insólito hecho en el cual, una familia fue la protagonista: madre, hijo y su nuera fueron capturados señalados de atracar a los ciudadanos en el transporte público por medio del ‘cosquilleo’.

Mire más: Video: Intentan golpear a hombre que hacía compras con una tarjeta robada

El caso ocurrió cuando el bus se desplazaba por la carrera 7 con calle 153 en Usaquén, al norte de Bogotá, allí se movilizaba una mujer que se dirigía para su trabajo pero fue ‘fichada’ por la ‘Familia del Mal’.

En medio del viaje, los tres delincuentes aprovecharon que el medio de transporte iba congestionado, se acercaron a su víctima y realizaron el ‘cosquilleo’ quitándole el celular y la billetera, sin embargo, la mujer alcanzó a percatarse del hurto y evitó que huyeran.

Podría leer: “Generales, presidentes y procuradora también participan en política”: alcalde de Cali tras suspensión de Quintero

De acuerdo con el teniente coronel Jader Llerena, oficial de inspección de la Policía Metropolitana de Bogotá, en un trabajo mancomunado con la Sijín y la comunidad, se logró la captura de las tres personas. Asimismo, las autoridades, afirmaron que los aprehendidos ya habían sido detenidos por hechos similares.

“La comunidad alerta a la patrulla del cuadrante que está en ese momento, quienes reaccionan de forma inmediata y logran la captura de dos mujeres y un hombre. Todos son familiares, son del mismo núcleo y han tenido otras capturas por estos mismos delitos”, resaltó el oficial de inspección.

Conozca más: Fiscal Pecci habría sido cerrado por un vehículo el día de su boda, estaría siendo perseguido desde Paraguay

Según la Policía, una de las mujeres ha sido capturada ocho veces por los mismos delitos de hurto a personas en los buses del sistema publico. La otra ha tenido cinco ingresos a URI por robo y el joven de 22 años, que ha seguido sus pasos, ya cuenta con dos ingresos previos en su expediente.

Finalmente, el teniente coronel resaltó “la labor de la comunidad que informa oportunamente y de igual forma, estos cuadrantes que están ahí para poder evitar que se cometiera este tipo de hechos delictivos”.