Son Heung-min regresó a Corea del Sur a finales de marzo (con autorización del Tottenham) para cumplir con las cuatro semanas de servicio militar obligatorio en su país.

El futbolista ingresará en el campamento de la armada de la isla de Jeju el 20 de abril, donde seguirá una formación de base, indicó la agencia de prensa local Yonhap.

El periodo de servicio militar en Corea del Sur es de 21 meses, algo que habría podido acabar con la carrera futbolística de Son. Sin embargo, el delantero fue eximido de gran parte de este gracias a la medalla de oro conseguida con su país en los Juegos Asiáticos de 2018 en Indonesia.

El jugador no ocultó su alegría luego de vencer a Japón en la prórroga porque además de un título, logró reducir su servicio militar a solo tres semanas de entrenamiento base y cerca de 500 horas de trabajo comunitarios.

El gobierno de Corea del Sur suele dar exenciones a los deportistas con medallas (Juegos Asiáticos, Juegos Olímpicos etc.), al igual que artistas distinguidos en concursos internacionales de renombre.

Publicidad

Son Heung-min actualmente se encuentra en las dos semanas obligatorias de cuarentena por el coronavirus luego de arribar desde Inglaterra la semana pasada.

El jugador, que el pasado mes de febrero sufrió una fractura de un brazo en un partido contra el Aston Villa, espera que la Premier League que se encuentra suspendida inicialmente hasta el 30 de abril, se siga aplazando para poder regresar de su país.