Los fiscales de Portugal nombraron a un sospechoso formal en el caso de Madeleine McCann, la niña británica desaparecida hace 15 años.

Según un comunicado, dado por las autoridades alemanas y compartido por Portugal, señalaron como principal sospechoso a un hombre cuya identidad no fue revelada.

Lea más: El macabro crimen contra Debanhi Escobar: hallaron sus restos en la cisterna de un motel

Las autoridades alemanas afirmaron desde 2020 que disponen de pruebas del asesinato de Madeleine, desaparecida en Portugal a la edad de 3 años, y señalan como principal sospechoso a un “pedófilo reincidente alemán”, identificado como Christian Brueckner.

Sin embargo, Brueckner de 45 años de edad, no ha sido acusado de ningún delito relacionado con la desaparición. No obstante, permanece en una cárcel en Alemania por violar a una mujer en la misma zona de la región del Algarve donde desapareció Madeleine en 2007. El sospechoso ha negado estar involucrado en el caso de la menor.

Podría leer: Arrestan a abuela Tiktoker en Venezuela por hacer chiste sobre Maduro

Fiscales portugueses realizaron una investigación en conjunto con las autoridades británicas y alemanas y descubrieron que Brueckner vivió en el Algarve entre 1995 y 2007; robó hoteles y apartamentos de vacaciones; también falsificó pasaportes y fue atrapado robando diésel en un puerto portugués, según Reuters en 2020.

En 2012, los fiscales entregaron a las autoridades británicas un listado de nombres relacionados en el caso de Madeleine, incluido Brueckner. Posteriormente, en 2013, Alemania recibió un primer aviso que vinculaba al hombre con el caso de la menor.

Mire también: Alcalde de Mariúpol denuncia fosas comunes donde habría 9.000 cadáveres

Aunque la Fiscalía de Portugal aún no presenta las razones por señalar al hombre como principal sospechoso, podría estar relacionado “con el estatuto de limitaciones de 15 años de Portugal para delitos con un máximo pena de prisión de 10 años o más”, según CNN.

Madeleine McCann, llamada Maddie, desapareció el 3 de mayo de 2007 poco antes de su cuarto cumpleaños en Praia da Luz, un destino turístico en el sur de Portugal donde se encontraba de vacaciones con sus padres y con un grupo de amigos.

Lea más: Nicaragua celebra que la CIJ le haya dado la razón en litigio con Colombia

Su desaparición dio pie a una excepcional campaña internacional para intentar encontrarla. Las fotos de la niña, de pelo castaño y ojos claros, dieron la vuelta al mundo.

Después de 14 meses de controvertidas investigaciones, en las que llegaron a inculpar a los padres, Kate y Gerry McCann, quienes después fueron absueltos, la policía portuguesa archivó el caso en 2008 para reabrirlo cinco años después.

Quizás le interese: Biden inicia proceso para designar a Colombia como principal aliado no perteneciente a la OTAN

Pero no fue sino hasta junio del 2020 en el que el caso se aceleró cuando la fiscalía de Brunswick (Alemania) señaló como responsable a Brueckner detenido por otro caso y aseguró, en su momento, que la niña estaría muerta.

Según dijeron los fiscales, el hombre vivía en esa época a unos kilómetros del hotel de Praia da Luz donde desapareció la niña.