Un pequeño de 7 años es el protagonista de esta valiente historia, el menor sufre de una rara enfermedad en la piel, pero su condición no le impide ser feliz.

Se trata de Kai Clay, oriundo de Alfreton, Desbyshire, Inglaterra.

El menor sufre de una rara enfermedad en la piel que no tiene cura y que le ocasiona inflamación constante y descamación.

Te puede interesar: Relacionan misteriosa enfermedad canina a paseos por la playa

La enfermedad identificada como Pitiriasis Rubra Pilaris (PRP), solo afecta a una de cada 400.000 personas y pone al portador en riesgo de infecciones sanguíneas.

Algo que, para la madre de Kai, Nikita Clay, no será impedimento para ayudarlo y darle todo su amor toda su vida.

Rara vez se queja y siempre sonríe, incluso desde su cama de hospital cuando lo reciben para realizarle el tratamiento contra las infecciones”, dijo Nikita a medios locales.

Mira también: ¿Contagiarse a propósito “para salir de eso”?, cinco razones para evitar hacerlo con ómicron

Para dar un ejemplo de la enfermedad de su hijo, la madre de 27 comparó la condición del menor con la de una serpiente que cambia su piel.

Aún así, no pierde la esperanza de que la ciencia avance lo suficiente como para encontrar una cura para su hijo.

Me parece alucinante cómo un niño de siete años puede ser tan fuerte y valiente y simplemente sonreír a pesar de todo. Me hace sentir muy orgulloso de él”, contó la mamá.

Mira además: Difunden video de hombre que prendió en llamas tras disparo de policía con taser

El pequeño Kai cambia de piel todos los días debido a la fuerte descamación en su cuerpo.

Pese a todo esto, su familia es su gran fortaleza, ya que su hermano Keo, le hace compañía en casa, así no puedan jugar un poco brusco ni tampoco realizar actividades bajo el sol.

Ahora solo queda esperar que la ciencia le ofrezca a Kai Clay una mejor calidad de vida, mientras él crece aceptando su condición médica y regalando sonrisas a su familias, conocidos y médicos.