Una leyenda sobre un método de tortura utilizado por los vikingos parece tener explicación científica, según la Universidad de Islandia.

Dicho ritual conocido como ‘águila de sangre’ consistía en extender las costillas de una persona desde su columna vertebral para simbolizar las alas de un águila.

Además, sacar los pulmones a través de las heridas mientras la víctima está con vida.

Te puede interesar: Inexplicable caso de venganza animal: Monos matan 250 perros por muerte de una de sus crías

Este ritual tomó tanta fuerza en los últimos años que hasta apareció en el videojuego Assassin’s Creed: Valhalla y la serie televisiva Vikingos.

De ahí, aumentó la popularidad y el estatus de la leyenda.

Pero la gran pregunta de muchos, es si realmente es posible que los vikingos la hayan usado para torturar personas o solo es un mito.

Mira también: Escalofriante: niño de 14 años dispara en la cara a ladrón en pizzería de EE. UU.

Por ello, un grupo de investigadores de la Universidad de Keele y la Universidad de Islandia analizaron a detalle el sangriento ritual.

Tras realizar análisis del comportamiento del cuerpo humano ante una situación como esa, los científicos determinaron que la dolorosa muerte sí es posible.

Y que, teniendo en cuenta la barbarie con la que actuaban los vikingos contra sus enemigos, no estaría fuera de lo común.

Lo más visto: Hijo de El Chapo ordenó asesinar a cantante mexicano porque no quiso ir a su boda: EE. UU.

Sin embargo, nunca se ha descubierto alguna evidencia arqueológica definitiva del ritual.

Algo que, para algunos expertos, se convierte en una simple malinterpretación de algún castigo o tortura utilizada por los vikingos entre el año 800 al 1100 (después de Cristo), correspondiente al periodo histórico en Escandinavia.

Aunque lo que para muchos es solo un mito, para el autor del estudio del Departamento de Arqueología de la Universidad de Islandia, el Dr. Luke John Murphy, sí es posible.

Mira también: Al menos cuatro niños fallecieron luego de que un castillo inflable saliera volando en Australia

Hablando anatómicamente, se sorprendería de la cantidad de piel que se puede cortar y quitar sin una cantidad significativa de pérdida de sangre”, argumenta el análisis de los investigadores.

Lo que significa que la tortura aplicada por los vikingos y conocida como ‘águila de sangre’ se aplicaba en la antigüedad para que la víctima muriera lentamente bajo un dolor intenso.