La defensora del pueblo de Ucrania, Lyudmila Denisova, denunció hoy la deportación forzosa y planificada de ciudadanos ucranianos por parte de Rusia que asciende hasta hoy a 1.377.925 personas, entre ellas 232.480 niños.

En un comunicado a través de Telegram y que recoge la agencia Unian, Denisova precisa que “hasta la mañana del 21 de mayo, Rusia ha deportado a 1.377.925 personas, entre ellas 232.480 niños” y que en el último día han sido 17.306, entre ellos 2.213 menores.

Lea más: Rusia anuncia la completa rendición de la acería Azovstal en Ucrania

“Las declaraciones de Rusia sobre el supuesto traslado voluntario de ucranianos no son ciertas. Tenemos pruebas irrefutables de deportación forzosa y planificada de antemano“, subrayó.

Al mismo tiempo aludió como “prueba” a un vídeo compartido hoy en Telegram por Petró Andryushchenko, asesor del alcalde de Mariúpol, que “muestra una imagen real de la deportación” de los residentes de esta ciudad, tomada ayer por completo por las tropas rusas tras la salida de los últimos defensores del Regimiento Azov de la acería Azovstal.

Podría leer: La carta de Noam Chomsky, Naomi Klein y otros intelectuales y expertos en apoyo a propuesta ambiental de Petro

La gente está rodeada de soldados rusos con ametralladoras, indignada y asustada” y no se les permite abandonar el lugar de “la llamada ‘evacuación'”, agrega.

Les obligan a subir a los autobuses y sólo entonces les informan de que serán llevados al “campo de filtración” de Bezimenne, en el distrito de Novoazovsk, y después a Rusia.

Lea más: Oklahoma aprobó una ley que prohíbe el aborto desde la fecundación

Según datos muy aproximados, sólo por este campo han pasado más de 32.000 ciudadanos y “es imposible determinar cuántos de ellos han acabado en cámaras de tortura en los territorios temporalmente ocupados por ‘deslealtad’ a los invasores rusos y a una ‘operación especial’, agregó Denisova.

“Con sus acciones, el país ocupante de Rusia viola flagrantemente las disposiciones del artículo 49 del Convenio de Ginebra relativo a la protección de personas civiles en tiempo de guerra, que prohíbe el traslado forzoso o la deportación de personas de los territorios ocupados“, recordó.

Conozca más: Detenido conductor de autobús escolar de Miami por agresión sexual a una niña

Agregó que “la deportación y el traslado forzoso de población es un crimen contra la humanidad según el artículo 7 del Estatuto de Roma de la Corte Penal Internacional.

Denisova hizo un llamamiento a la comisión de la ONU para la investigación de las violaciones de los derechos humanos durante la invasión militar rusa de Ucrania “para que tenga en cuenta estos hechos de crímenes contra la humanidad y violaciones de los derechos humanos de Rusia en Ucrania”.