El exgobernador de Antioquia (2012-2015) Sergio Fajardo salió al paso ante la imputación de cargos de la Fiscalía por presuntas irregularidades en un millonario contrato de ese departamento con el Banco Corpbanca.

Según el ente acusador, hay material probatorio que evidenciaría supuestas irregularidades en el contrato firmado el 5 de diciembre de 2013.

Dicho contrato implicó el desembolso de 77 millones de dólares para realizar sustitución de deudas con otros bancos.

Ante el señalamiento del ente acusador, el también excandidato presidencial (2018) aseguró que está “listo para responder” por sus actuaciones.

 

Mira también: Fiscalía imputará cargos a Sergio Fajardo por presuntas irregularidades en un contrato

 

En espera que la FGN me cite para entender la imputación. Como siempre, listo para responder por mis actuaciones“, dijo Fajardo en Twitter.

En la red social también el exalcalde de Medellín (2004-2007) manifestó que hará una petición formal para que el fiscal Francisco Barbosa esté al frente de su proceso.

“Pediré formalmente al Fiscal General que presida un comité técnico jurídico para revisar la improcedencia de esta imputación“.

Publicidad

 

Mira además: Procuraduría reactiva comité de seguimiento al PAE por retrasos en contratación

 

 

Los análisis técnicos, financieros y jurídicos de la Policía Judicial evidenciaron que no se habría realizado un estudio sobre la necesidad de suscribir un contrato de empréstito en moneda extranjera.

Tampoco existió una proyección que advirtiera sobre la volatilidad del dólar, ni se blindó la contratación con un seguro de riesgo cambiario.

Al momento del desembolso, en 2013, el dólar costaba 1.926 pesos. En 2015, su valor superaba los 3.140 pesos.

 

Te puede interesar: Las tres Secretarías de Movilidad investigadas por cámaras de fotomultas

 

En ese sentido, la obligación interna contraída en dólares originó un presunto detrimento fiscal por la devaluación del peso que, a corte de 2020, ascendió a un monto estimado de 320.000 millones de pesos.

Esta situación se vio reflejada en el aumento de la deuda general del departamento de Antioquia que, en su momento, pasó de 600.000 millones de pesos a cerca de 1.2 billones de pesos colombianos.