La Procuraduría presentó un informe con fines disciplinarios en el que evidenció posibles irregularidades en las investigaciones que adelantan las autoridades frente al caso del asesinato del pequeño Gabriel Esteban Cubillos a manos de su padre en Melgar.

Para el ministerio público “debieron explorarse las dinámicas familiares, la existencia de otras medidas de restablecimiento de derechos y de protección en favor del núcleo familiar y explorar las posibles afectaciones por los hechos de violencia psicológica”.

Estas conclusiones se extrajeron de acuerdo a los juicios preliminares sobre las conductas del asesino, Gabriel Gonzáles quien aparentaba ser una buena figura paterna del pequeño Gabriel, además de mostrar interés por su bienestar y cuidado y de no advertir algún riesgo o síntoma de violencia en su contra.

También puedes leer: Ofrecen diez millones de pesos como recompensa para ubicar a soldado que disfrazado de mujer lanzó una granada

El ente de control cree además que es vital evaluar la eventual ocurrencia de “conductas disciplinarias de las autoridades que intervinieron en los trámites de restablecimiento de derechos y de medida de protección de la madre de menor”.

El informe se elaboró a partir de las respuestas emitidas por el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF), en relación con la existencia y trámite impartido al proceso para restablecer los derechos del menor de edad.