Una mujer murió luego de que se le practicara un aborto ilegal en un consultorio médico ubicado en el barrio San Luis en Barranquilla.

De acuerdo con información preliminar, Lorena Inmaculada Gelis Palomino de 37 años, llegó a la Clínica San Ignacio con una hemorragia interna después de que se le había practicado un aborto.

Lea más: Momentos de angustia se vivió en el partido del Al Rayyan vs. Al Wakra tras desplome de un jugador

Según indica la mamá de la víctima, Gelis se encontraba en la semana 13 de gestación y había asegurado que no quería tener el bebé por sus condiciones económicas, por lo cual, decidió acercarse al consultorio médico ubicado en el barrio San Luis el cual era atendido por Manuel Cerpa, para interrumpir su embarazo.

En este lugar, se presume que Cerpa fue quien atendió a Gelis y le habría cobrado $500.000 para poder realizar el legrado de manera clandestina.

Mire más: Fue a la casa de su exnovio a buscar sus pertenencias, lo encontró con otra mujer y lo mató

Después del procedimiento, Gelis empezó a tener quebrantos de salud, por lo cual, el presunto médico que la atendió le dijo que era necesario que fuera al hospital.

De esta manera, Gelis fue trasladada a una clínica, sin embargo, no fue atendida debido a que su EPS no tenía convenio, por ello tuvieron que desplazarla hasta la Clínica San Ignacio, donde los galenos intentaron salvarla sin embargo, según indican las autoridades, la mujer había sufrido una hemorragia interna.

Podría leer: Capturan al ‘Rey de los sumergibles’ del narcotráfico

El CTI de la Fiscalía adelanta las respectivas investigaciones y señaló que a través de una radiografía que se realizó por urgencia, se logró identificar que el legrado tuvo “una ruptura del útero y una hemorragia en el abdomen, lo que provocó la muerte de Lorena Gelis, mesera en la ciudad de Barranquilla”.