La Corte Constitucional sancionó a uno de los ciudadanos que constantemente radican recusaciones infundadas.

En esta sección, hemos contado que el señor Hárold Sua Montaña, de quien poco se sabe, ha sido un actor bastante activo en la Corte Constitucional por cuenta de los recursos, las nulidades y las recusaciones que radica casi a diario y que con esas acciones provoca la suspensión de términos de múltiples procesos.

 

Podría leer: Álvaro Uribe denuncia ante la Fiscalía supuesta corrupción en la Alcaldía de Medellín

 

Como quiera que el señor Sua sigue enviando escritos, a pesar de que todas sus querellas han sido rechazadas, la Sala Plena de la Corte decidió sancionarlo con una multa de cinco salarios mínimos.

La sanción obedece a una recusación infundada que presentó en contra de la magistrada Gloria Ortiz, en el trámite de nulidad de una sentencia sobre las multas impuestas a quienes hacen necesidades fisiológicas en el espacio público.

 

Lea más: Inicia proceso de liquidación judicial de la constructora Pedro Gómez y Cía S.A.

 

La Corte dijo textualmente que el señor Sua «dejó expuesto que su actuar, carente de todo fundamento legal, fue deliberado y caprichoso y, por tanto, temerario o de mala fe».

El dinero cobrado al señor Sua será enviado a la Administración Judicial del Consejo Superior de la Judicatura.