En un trabajo mancomunado entre la Alcaldía de Bogotá, la Policía, la Fiscalía y empresas de seguridad privada, la Sijín desarticuló en los últimos días, una banda delincuencial conocida como ‘Los Feriados’, dedicada a desmantelar vehículos robados que escondían en una bodega en la localidad de Engativá.

La ubicación del deshuesadero que funcionaba como fachada de taller de mecánica, se logró gracias al GPS de un carro que había sido robado y fue localizado satelitalmente en un sector de Engativá.

Mire más: Video | Emergencia ambiental en Soacha por espuma tóxica tras fuerte aguacero

Con esta información, uniformados de la Sijín llegaron hasta el lugar para dar con el paradero del vehículo.

“Gracias a la tecnología y al trabajo investigativo de nuestros policías se logró encontrar este lugar que estaba afectando la tranquilidad de los bogotanos“, aseguró el secretario de Seguridad, Aníbal Fernández de Soto.

Lea más: General Mendieta (r), secuestrado en Mitú por las Farc, lanza críticas al informe de la Comisión de la Verdad

“Este año estamos logrando reducir el impacto del robo de vehículos en la ciudad con más operativos, más recuperación de carros y más capturas; así es que estamos logrando bajar la tendencia”, agregó.

Al llegar a la zona, los policías se percataron que en la bodega donde el GPS localizaba el carro robado, estaban ingresando más automóviles, por eso decidieron verificar desde la distancia la placa de uno de los vehículos, el cual también tenía reporte de hurto.

Quizás le interese: Ideam eleva el nivel de emergencia por paso de tormenta tropical en el Caribe

Frente a esta situación, los uniformados de la Sijín decidieron ingresar a la bodega donde recuperaron seis vehículos de gama media y alta que habían sido robados, y los cuales están avaluados en más de $700 millones.

También recuperaron decenas de autopartes y capturaron por falsedad marcaria y receptación a cuatro personas que integraban la banda ‘Los Feriados’.

Lea más: Archivada la denuncia contra Petro por secuestro de Pacheco

Uno de los detenidos fue identificado como alias ‘Jerry’, quien recibió medida de aseguramiento por tener antecedentes de estafa, receptación y abuso de confianza.

Asimismo, se le señala de arrendar la bodega donde funcionaba el deshuesadero y estar vinculado con la cadena criminal del hurto de vehículos en Bogotá.

Lea también: Revelan identidades de los 51 fallecidos tras de motín en la cárcel de Tuluá

“La participación de la ciudadanía es fundamental para romper la cadena que alimenta las rentas criminales obtenidas por el hurto de vehículos y motos. Por eso, el llamado es a no adquirir autopartes o repuestos de dudosa procedencia y en sitios clandestinos o ilegales, pues los ciudadanos pueden terminar, incluso, en prisión por el delito de receptación”, dijo Fernández de Soto.

“La denuncia oportuna es una herramienta poderosa para luchar contra las bandas delincuenciales”, puntualizó el secretario de Seguridad, Aníbal Fernández de Soto.

Le recomendamos leer: “Se presentó un motín, incendiaron colchones en cárcel de Tuluá”: INPEC

Este año se han logrado desmantelar cuatro deshuesaderos en San Cristóbal, Ciudad Bolívar y Engativá. En estos lugares se han recuperado siete carros, cinco motos y decenas de autopartes.

Dentro de las investigaciones se ha detectado que una vez el vehículo es robado se ingresa a parqueaderos clandestinos, se empieza a desvalijar y después se comercializa por partes.

Podría leer: Procuraduría abre indagación preliminar por tragedia en cárcel de Tuluá

Para contrarrestar esta cadena criminal, el Distrito y las autoridades han adelantado intervenciones en localidades como San Cristóbal, Engativá, Barrios Unidos, Ciudad Bolívar y Los Mártires, zonas donde más se estaría presentando este fenómeno.

La Policía calcula que el mercado de las autopartes hurtadas podría sobrepasar los 2.000 millones de pesos al año, según registros de comerciantes legalmente establecidos y agremiados que son víctimas de estas actividades criminales